• Español
  • English
Reserva Ahora

Los viajes en pareja nos hacen reír y sonreír - Hotel Puerta Nazarí

puerta-nazari-los-viajes-en-pareja-nos-hacen-reir-y-sonreir
Novedades

Los viajes en pareja nos hacen reír y sonreír

Los viajes en pareja son de los momentos más hermosos que dos amantes pueden experimentar en una relación. No ya por lo sentimental ni por lo hermoso de los nuevos lugares que se descubren en (y durante) el camino turístico, sea más o menos prologando, que recorremos juntos. Conocer el mundo es fabuloso, y mucho más cuando este se abre ante nosotros a través de la mirada de ambos.

Un día sin amor es un día sin vida. Y un día sin risa es, por igual, otro día más sin vida. De lo segundo nos ocuparemos en esta entrada de Puerta Nazarí. Porque en los viajes de pareja situaciones muy divertidas y fantásticas que nos hacen reír y sonreír cuando las recordamos, aquí van algunos de esos momentos tan… digámoslo así, divertidos, que podemos experimentar. ¡Seguro que te han pasado!

  1. La cuenta regresiva es realmente emocionante. Falta poco para partir y… ¡se nota, se siente!
  2. Las maletas, ¡gran tema de discusión! ¿Cabe o no cabe? ¿Poco o mucho? Al final no hará falta. O sí. “¿Qué hacemos? Bueno, tú mételo ahí si puedes y ya veremos”.
  3. Afrontar nuevos miedos y/o retos. Porque todos los tenemos y, en algún momento, tenían que salir a la luz. Tarde o temprano.
  4. Cuando llegáis a la habitación, sois como dos niños con un juguete nuevo. Sin gritos – esperamos – ni saltos – esperamos – alrededor y sobre ese mobiliario tan limpio y reluciente.
  5. Probáis todas las comidas que os vengan en gana. “Total, estamos de vacaciones”. Ya habrá tiempo para arrepentirse e inculparse por los pecados gastronómicos cuando la tentación no esté a la mesa frente, a nuestra vista y alcance.
  6. Fotos y más fotos; y otra más. Nunca son bastantes. (En realidad sí, en muchas ocasiones, son demasiadas). Pero bueno, todo sea por los amigos.
  7. Una cantidad inabarcable de recuerdos, fotografías, risas, sonrisas y mucho amor que permanecerá para siempre.

Para gozar: amor. Para sufrir: amor. Para vivir: amor. Para morir: amor. Para reír: amor. Para llorar: amor… y para todo lo demás: amor.