• Español
  • English
Reserva Ahora

Productos 100% alpujarreños - Hotel Puerta Nazarí

Cocina tradicional en Hotel Puerta Nazarí en Órgiva, Alpujarra Granada
Novedades

Productos 100% alpujarreños

En el blog de Puerta Nazarí hemos hablado hasta el momento de cómo pasar el otoño en Las Alpujarras, qué visitar en nuestros pueblos blancos, rememorado curiosidades y leyendas de Órgiva y dónde degustar auténtica comida alpujarreña. Respecto a lo último, el restaurante Puerta Nazarí cuenta con una buena carta de genialidades, donde lo nacional se mezcla con lo alpujarreño; desde la cocina típica de la comarca pasando por la mediterránea hasta llegar a diversos platos internacionales.

Hoy nos gustaría profundizar en el apartado culinario y descubrir cuáles son los productos autóctonos más comunes en las Alpujarras. Antes nuestra tierra era conocida por sus excelentes “habichuelas y sus peculiares jamones de Trevélez. En la actualidad estas habichuelas alpujarreñas no se producen en similares cantidades pero, por fortuna, la tradición jamonera continúa con más fuerza que nunca; allá por 1862, el Trevélez  fue galardonado con el sello real de la reina Isabel II.

Y no todo es jamón en Las Alpujarras. Aquí se producen también pastas propias, vino, miel de las flores de la sierra, unos deliciosos quesos de cabra (curados o semicurados), chocolates, embutidos (chorizos y longaniza), morcillas, pan y dulces de postre (pan de higo o pestiños) hechos a base de almendras, clara de huevos, azúcar y limón. Por los más de 1000 metros de altitud, estos productos tienen un sabor muy especial.

Todos estos productos se encuentran, a un precio muy competitivo, en muchas de las pequeñas tiendas especializadas que se encuentran en nuestros pueblos, especialmente en Pampaneira y Capileira. Cierto es que, al ser una zona muy turística, algunos comercios pueden tender a incrementar los precios de los “souvenirs” más típicos. No suele ser la tónica y, para comprobarlo, tan solo tenéis que acercaros a Órgiva y hacer un parada en Puerta Nazarí para recargar pilas antes de continuar la subida por la Alpujarra Granadina.